Cita previa: 947 20 07 35

Urgencias: 689 56 91 71

C/ Calzadas 4, 09004 BURGOS

Síguenos en:
Facebook Clínica Veterinaria Fisac Ferrández Twitter Clínica Veterinaria Fisac Ferrández

¿QUÉ ES LA BABESIOSIS O “LA ENFERMEDAD DE LA GARRAPATA”?

10/07/2014

 

La babesiosis canina ("enfermedad de la garrapata") es una enfermedad parasitaria producida por un protozoo que parasita a los glóbulos rojos sanguíneos.

 

El parásito es transmitido por garrapatas. No todas las garrapatas infectarán a nuestra mascota, sólo aquellas que se hayan infectado previamente con Babesias spp. Las garrapatas están presentes en toda la península, aunque en mayor porcentaje en el norte peninsular. En la provincia de BURGOS su presencia es importante y los casos de babesiosis o “enfermedad de la garrapata”, aunque más numerosos en épocas calurosas, se dan DURANTE TODO EL AÑO.

 

La babesia, se multiplica en el interior de los glóbulos rojos de los perros, provocando su destrucción. Esto da lugar a la aparición de anemias muy severas que pueden llegar a provocar la muerte del animal.

Los perros con esta enfermedad pueden presentar diferentes cuadros clínicos. Pero los SÍNTOMAS más comunes y que los propietarios suelen detectar antes de ir al veterinario, son: disminución o ausencia de apetito, letargia o apatía, fiebre, orina oscura o “color coca-cola”, anemia, incluso ictericia (color amarillo de mucosas), etc.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento no siempre es efectivo. Depende mucho de los síntomas que presente el animal, ya que en los casos muy severos no da tiempo a actuar y en los graves, a veces, el daño hepático y hematológico es tan grande que no responde al tratamiento.

En aquellos animales que se coge a tiempo, el tratamiento consta de una terapia de soporte (suero, antibióticos para evitar infecciones secundarias, etc) y medicación específica para eliminar el parásito.

 

¡PREVENCIÓN!

La mejor protección frente a la babesiosis canina actualmente se encuentra en la prevención de las picaduras de garrapatas con antiparasitarios externos: collares, pipetas o sprays antigarrapatas. Es recomendable la combinación de al menos dos de estos métodos.

Existe en el mercado una reciente vacuna, todavía en constante evalución por diferentes estudios

 

 

<< Volver atrás