Cita previa: 947 20 07 35

Urgencias: 689 56 91 71

C/ Calzadas 4, 09004 BURGOS

Síguenos en:
Facebook Clínica Veterinaria Fisac Ferrández Twitter Clínica Veterinaria Fisac Ferrández

LA DIABETES NO ES UNA ENFERMEDAD SOLO DE HUMANOS

07/02/2015

 

  La diabetes no es una enfermedad solo de los humanos. Aproximadamente 1 de cada 500 perros y 1 de cada 200 gatos tiene diabetes. Hay muchas similitudes entre la diabetes de los humanos y la diabetes en gatos y perros. Los cambios del estilo de vida no sólo afectan  a las personas, sino también a sus animales de compañía. En estos últimos, la obesidad se está haciendo cada vez más común y aumenta el riesgo de desarrollar diabetes .Algunas razas parecen correr un mayor riesgo. En los perros, la diabetes es más común entre los keeshonds, malamutes, spitzes finlandeses, shnauzers enanos,caniches enanos y springer spaniels ingleses, mientras que entre los gatos, la raza burmesa parece desarrollar diabetes con más frecuencia, al igual que los gatos castrados de todas las razas. La diabetes podría ser transitoria, especialmente en los casos en los que los animales han recibido medicación que antagoniza el efecto de la insulina, como es el caso de los corticoides o las hormonas sexuales, o en los casos en los que se da otra enfermedad endocrina de modo concomitante. La diabetes aparece con más frecuencia en los gatos y perros de avanzada edad.

  Los síntomas clínicos de los animales de compañía con diabetes son similares a los de las personas y no son necesariamente específicos de la diabetes. El aumento del azúcar en sangre lleva a un aumento de la sed y la micción. Los perros y gatos diabéticos pueden estar obesos o delgados. Podría darse pérdida de peso y podría suceder rápidamente, dependiendo del estado de la enfermedad. Esto sucede a pesar de que a veces se dé un enorme apetito.   Muchos animales diabéticos tienen hígados grasos y aproximadamente  un tercio de todos los gatos diabéticos muestran una decoloración amarilla de las membranas mucosas (ictericia). El pelaje podría tener un aspecto descuidado. Un síntoma de diabetes en los gatos es una actitud poco común, el gato camina agachando los corvejones, tocando el suelo. Mientras que se suelen observar cataratas en muchos perros diabéticos en el momento del diagnóstico, raramente los gatos diabéticos desarrollan cataratas. Entre otros síntomas clínicos se encuentra la posible pérdida de apetito, la deshidratación, la depresión y los vómitos.

 Para el diagnóstico se realiza un análisis completo de sangre y orina, ya que la diabetes afecta a muchos órganos. Como mínimo, el veterinario realiza un análisis de sangre y orina en ayunas con el fin de medir el azúcar y las cetonas. Ya que a veces el estrés puede provocar un alto nivel de azúcar en sangre e incluso en la orina,especialmente en gatos, se mide también las concentraciones de hemoglobina glucosilada o de fructosamina que no se ven influidas por el estrés a corto plazo .Tampoco se ven alteradas por la ingestión reciente de comida y el animal por lo tanto no necesita estar en ayunas para efectuar dichos análisis.

 

<< Volver atrás